Pasatuexam

Examen de Diagnóstico

Examen de Diagnóstico

Biología y sociedad

La Biología es la ciencia que estudia los seres vivos. Etimológicamente u nombre proviene del griego Bios, que significa vida, y logos, que significa estudio o tratado. El enfoque que ocupa esta ciencia entre las llamadas “ciencias de la naturaleza” (las que se ocupan del estudio de la materia) es en cierto modo paradójica, ya que se trata de una posición al mismo tiempo marginal y central. Marginal porque la materia viva, de la cual se ocupa, es sólo una porción infinitamente pequeña de toda la materia que existe en el universo.

Si es objeto de estudio de la Biología son los seres vivos es lógico que comencemos por tratar de definir dicho objeto de estudio. Se suele definir un ser vivo como aquel que tiene una estructura compleja, se nutre, se relaciona y se reproduce. Sin embargo, las definiciones breves como ésta suelen ser imprecisas y es preferible aproximarse al concepto de ser vivo identificando una a una sus propiedades más sobresalientes.

El carácter científico

La biología como ciencia debe ser racional y exacta. Las explicaciones que nos da la ciencia contienen 3 características básicas:

  •     Objetivas: explican los procesos que existen en el mundo a través de ideas que buscan siempre llegar a la verdad para descubrir los hechos además a veces también produciendo hechos nuevos.
  •    Racionales: investiga la información relacionado con el tema que le interesa a través de la aplicación de la lógica para relacionar los diferentes hechos.  Los datos adquiridos mediante la experimentación se comprueban y se conviertan en conocimientos veraces y objetivos.
  •      Verificables: los nuevos conocimientos forman parte del acervo de conocimientos científicos que es el conjunto de bienes culturales de la ciencia objetivos los mismos pueden y deban ser verificados por cualquier persona en cualquier momento y en cualquier lugar para poder afirmar uno de los principios más grandes de la ciencia.

 

Metodológico de la biología

El método científico tiene una serie de etapas que han de seguirse, la designación de las etapas varía según los autores, pero lo importante es transmitir el concepto de que dicho método es un proceso sistemático de investigación que consta de partes interdependientes.
Las etapas que integran el método científico son:

  1. Definición y planteamiento del problema: pregunta para la cual no encontramos respuesta. Es necesario que sea resoluble y debe ser formulado en términos adecuados.
  2. Formulación de la hipótesis: la hipótesis exige una formulación más elaborada con la aparición de las variables y la relación que esperamos encontrar entre ellas. Es la “verdad provisional” o cómo se explica el problema a la luz de lo que se sabe. Las hipótesis se pueden formular como objetivos o resultados que se quieren conseguir. Para aceptar o rechazar la hipótesis (o conseguir el objetivo) se elige un determinado diseño de estudio.
  3. Recogida y análisis de datos: comprobación empírica tras recogida de datos. Es la etapa más específica de cada técnica concreta del método científico.
  4. Confrontación de los datos con la hipótesis: Consiste en examinar el efecto que las variables manipuladas tienen sobre el tema y registrar los resultados.
  5. Conclusiones y generalización de los resultados: Si los datos avalan la hipótesis será confirmada. En caso contrario se concluirá que en las circunstancias contempladas la hipótesis no ha sido confirmada y/o se volverá a la segunda etapa proponiendo una nueva y coherente solución al problema.
  6. Nuevas predicciones: esta etapa es añadida por algunos autores y hace referencia a nuevos problemas que surgirían de los resultados obtenidos.

Tanto las leyes como las teorías deben cumplir los siguientes requisitos:

  1. Deben ser generales, es decir, no sólo deben explicar casos particulares de un fenómeno.
  2. Deben estar comprobadas, es decir, deben estar avaladas por la experiencia.
  3. Deben estar matematizadas, es decir, deben pode expresarse mediante funciones matemáticas.

 

Relación biológica-tecnológica-sociedad

Estas tres disciplinas diferenciadas pueden ser objeto de un análisis conjunto, sobre la influencia de estas en la vida humana. La biología es la ciencia que estudia a los seres vivos y, más específicamente, su origen, su evolución y sus propiedades: génesis, nutrición, morfogénesis, reproducción, patogenia, etc. Se ocupa tanto de la descripción de las características y los comportamientos de los organismos individuales como de las especies en su conjunto; tal evolución de los seres vivos le dio paso a la creación de tecnología desde el principio de los tiempos del hombre, cada paso, cada avance tecnológico, fue desarrollando sociedades como la conocemos, de tal forma que el análisis de este proyecto será de manera general y total.

Una concepción moderna de la ciencia requiere reconocer las interrelaciones entre ciencia, tecnología y sociedad. Esta concepción implica que reconocer que la tecnología no tiene sólo un rol utilitario, sino que se encuentra estrechamente ligada a la producción del saber. La educación técnico-científica resalta el impacto de la ciencia y la tecnología en la sociedad, ya que puede hacer cuestionar las escalas de valores dominantes. Si queremos formar futuros ciudadanos que sean capaces de tomar decisiones informadas, debemos:

  • Remarcar las aplicaciones de la ciencia en la sociedad: el avance en el conocimiento de las estructuras moleculares, así como la secuenciación de genomas ha tenido una enorme repercusión en el campo de la medicina. Un ejemplo es la capacidad de fabricar insulina en el laboratorio.
  • Enfatizar las implicaciones de la ciencia en la sociedad: dado que la ciencia es una actividad social con profundas implicancias en la vida diaria (ya sea porque puede contribuir al bienestar o porque tiene la capacidad de producir inventos potencialmente dañinos), nos concierne a todos. Esto implica que podemos ser partícipes en la toma de ciertas decisiones como la asignación del presupuesto.

La tecnología se propone mejorar u optimizar nuestro control del mundo real, para que responda de manera rápida y predecible a la voluntad o el capricho de la sociedad, aunque no siempre sea en su beneficio. La tecnología es también la provincia de la industria y de la empresa comercial; para nada sirve si sus productos no responden a las necesidades de los consumidores. Tradicionalmente la tecnología ha progresado por el método empírico del tanteo. La tecnología ha estado a la vanguardia en muchos campos que posteriormente adquirieron una sólida base científica. Se dice que los efectos la tecnología constituyen un “impacto”. La tecnología derrama sobre la sociedad sus efectos panificadores sobre las prácticas sociales de la humanidad, así como sobre las nuevas cualidades del conocimiento humano.

Pedido