Pasatuexam

Examen de Diagnóstico

Examen de Diagnóstico

Ecología

Existen tres niveles de organización en los cuales los ecólogos concentran el enfoque:

  1. Población. Es un grupo de personas, u organismos de una especie particular, que vive en un área geográfica, o espacio determinado.
  2. Comunidad. Es un grupo de individuos de una o más especies que viven juntos en un lugar determinado; es también un tipo de organización social cuyos miembros se unen para lograr objetivos comunes.
  3. Ecosistema.  Es un sistema biológico constituido por una comunidad de organismos vivos (biocenosis) y el medio físico donde se relacionan (biotopo).

 

La principal meta de la ecología de poblaciones (también comunidades y ecosistemas) es establecer las causas que provocan la diversidad de algunas especies en un determinado espacio. Buscar el por qué de las tasas de crecimiento, la evolución misma y las perspectivas a futuro.

Las poblaciones (al igual que las comunidades y los ecosistemas), se relacionan unos con otros a su nivel de organización, lo que nos lleva a identificar dos tipos de interacción, por medio de: relaciones intraespecíficas y relaciones interespecíficas.

  • Relaciones intraespecíficas. Hacen referencia a interacciones de individuos de la misma especie dentro de un ecosistema.
  • Relaciones interespecíficas. Son las que se establecen entre las diferentes especies de un ecosistema.

La mayoría de las relaciones que se llevan a cabo en los ecosistemas aumentan el número de individuos de la población; de ser así, se considera que la relación es positiva (+); en caso contrario, donde la población disminuye al ascender el número de muertes o de emigraciones, las relaciones se califican como negativas (-).

En una población siempre habrá relaciones tanto positivas como negativas; mientras el ecosistema permanezca en equilibrio, estas relaciones, en conjunto con diferentes factores bióticos y abióticos, mantienen una cantidad equilibrada de individuos.

Cada vez que interactúa una población con otra, una de ellas o ambas, modifican sus tasas de crecimiento. Al resultar una población mayormente favorecida, su velocidad de crecimiento tiende a aumentar (+), pero si es perjudicada, su tasa tiende a disminuir (-). Existen ocasiones en donde ambas pueden resultar beneficiadas (+/+), otras tienen efectos mixtos (+/-) y otras más son perjudiciales para las dos ambas poblaciones involucradas (-/-). El efecto nulo es señalado con 0.

  • Cooperación (+/+). Ambas especies resultan favorecidas, más no dependen una de otra, ya que pueden llevar a cabo su vida cada una por su cuenta.
  • Mutualismo (+/+). El mutualismo es una interacción biológica, entre individuos de diferentes especies, en donde ambos se benefician y mejoran su aptitud biológica.
  • Simbiosis (+/+). El término simbiosis se aplica a la interacción biológica, a la relación estrecha y persistente entre organismos de diferentes especies. Otros tratados incluso diferencian simbiosis de mutualismo, pues en ambos casos la relación entre especies es beneficiosa, pero en el mutualismo ésta es conveniente pero no indispensable para la supervivencia, en cambio en la simbiosis la relación es indispensable u obligada.
  • Comensalismo (+/0). Solo una de las especies se beneficia, pero sin ocasionarle daño alguno a la otra.
  • Amensalismo (-10). Una especie no permite el pleno crecimiento y supervivencia de la otra, sin tener que pasar por alguna alteración. Llamado también como exclusión.
  • Competencia (-/-). Cuando dos poblaciones de especies distintas se ponen en contra debido al interés por la obtención de algún recurso ambiental. Cuando dos poblaciones necesitan el mismo recurso, cada una de ellas intenta de contrarrestar la velocidad de crecimiento de la otra.
  • Depredación (+/-). Una especie decide tomar el papel de depredador al atacar y matar a la otra especie (que pasa el lugar de la presa) para alimentarse. La población depredadora se beneficia, a la vez que la población presa se inhibe.
  • Parasitismo (+/-). Interacción de dos especies, donde una de ellas (el parásito) se alimenta a expensas de otra (el huésped). Esta relación es necesaria para que el parásito no muera, y en ocasiones puede causar la muerte del huésped.

Diferencia entre simbiosis y mutualismo.

La simbiosis es una relación necesaria y se benefician las dos especies, es decir, las especies no pueden sobrevivir sin la otra.

El mutualismo es una relación que no es necesaria, ambas especies pueden vivir de forma independiente, pero ambas se benefician de esa relación. El parasitismo es una relación donde la especie huésped se perjudica y la parasita se beneficia.

Estructura y funcionamiento del ecosistema

La estructura de un ecosistema está conformada por un biotopo (el medio) y una biocenosis (los organismos), y a su vez, el o los tipos de relaciones ejecutadas entre ellos. Es un profundo sistema en el que interactúan los seres vivos entre sí, además del conjunto de factores no vivos que forman el ambiente: temperatura, elementos químicos presentes, clima, características geológicas, etc.

La operatividad de todos los ecosistemas es bastante similar. Todos necesitan una fuente de energía que, fluyendo constantemente por medio de los distintos componentes del ecosistema, mantiene la vida y moviliza el agua, los minerales y demás componentes físicos del ecosistema. La primera fuente, y la más importante de energía es el sol.

En todos los ecosistemas encontramos también un flujo continuo de los materiales. Los diferentes elementos químicos pasan del suelo, el agua, o el aire a los organismos, y de unos seres vivos a otros, hasta que vuelven al suelo, o al agua, o al aire, cerrándose así el ciclo.

En el ecosistema la materia se recicla -en un ciclo cerrado- y la energía fluye, generando el correcto orden del sistema.

Comunidad biótica

Una comunidad biótica, también conocida como biota o ’biocoenosis’, es el grupo de organismos que viven juntos e interactúan entre sí dentro de un entorno o hábitat. En conjunto, la comunidad biótica y el paisaje físico o factores abióticos conforman un ecosistema.

La organización comunitaria biótica resulta de la interdependencia e interacción entre poblaciones de diferentes especies en un hábitat. Un gran número de comunidades bióticas se encuentran en la naturaleza debido a dos razones específicas.

  • Existencia de diversos hábitats con condiciones ambientales características
  • La coexistencia de diferentes especies cuyas gamas de tolerancia se superponen con la condición ambiental obtenida en ese hábitat. Cuando se repiten condiciones de hábitat similares en otro lugar, la misma comunidad biótica se establece allí.

Un ejemplo de comunidad biótica es un conjunto de animales y corales/plantas que interactúan en un arrecife.

Impacto ambiental por el desarrollo humano

Por impacto ambiental se entiende el efecto que produce una determinada acción humana sobre el medio ambiente en sus distintos aspectos. El concepto puede extenderse, con poca utilidad, a los efectos de un fenómeno natural. La preocupación por los efectos de las acciones humanas surgió en el marco de un movimiento, el conservacionista, en cuyo origen está la preocupación por la naturaleza salvaje, lo que ahora distinguimos como medio natural.

Impactos sobre el medio natural

Los impactos sobre el medio natural de las actividades económicas, las guerras y otras acciones humanas, potenciadas por el crecimiento demográfico y económico, efecto negativo. Suelen consistir en pérdida de biodiversidad, en forma de empobrecimiento de los ecosistemas, contracción de las áreas de distribución de las especies e incluso extinción de razas locales o especies enteras. La devastación de los ecosistemas produce la degradación o pérdida de lo que se llama sus servicios naturales.

Impacto ambiental a nivel mundial

La mayor parte de la energía utilizada en los diferentes países proviene del petróleo y del gas natural. La contaminación de los mares con petróleo es un problema que preocupa desde hace muchos años a los países marítimos, sean o no productores de petróleo, así como a las empresas industriales vinculadas a la explotación y comercio de éste producto. Desde entonces, se han tomado enormes previsiones técnicas y legales internacionales para evitar o disminuir la ocurrencia de estos problemas.

Clasificación de los contaminantes

  • Contaminantes no degradables: Son aquellos contaminantes que no se descomponen por procesos naturales. Por ejemplo, son no degradables el plomo y el mercurio. La mejor forma de tratar los contaminantes no degradables (y los de degradación lenta) es por una parte evitar que se arrojen al medio ambiente y por otra reciclarlos o volverlos a a utilizar. Una vez que se encuentran contaminando el agua, el aire o el suelo, tratarlos, o eliminarlos es muy costoso y, a veces, imposible.
  • Contaminantes de degradación lenta o persistente: Son aquellas sustancias que se introducen en el medio ambiente y que necesitan décadas o incluso a veces más tiempo para degradarse. Ejemplos de contaminantes de degradación lenta o persistente son el DDT y la mayor parte de los plásticos.
  • Contaminantes degradables o no persistentes: Los contaminantes degradables o no persistentes se descomponen completamente o se reducen a niveles aceptables mediante procesos naturales físicos, químicos y biológicos.
  • Contaminantes biodegradables: Los contaminantes químicos complejos que se descomponen (metabolizan) en compuestos químicos más sencillos por la acción de organismos vivos (generalmente bacterias especializadas) se denominan contaminantes biodegradables. Por ejemplo de este tipo de contaminación son las aguas residuales humanas en un río, las que se degradan muy rápidamente por las bacterias, a no ser que los contaminantes se incorporen con mayor rapidez de lo que lleva el proceso de descomposición.
Pedido